Yo también lo disfruto con ella (testimonio)

Desde Mendoza, Argentina; Mónica Noemí Cianciardo, nos comparte su  testimonio al enseñar la Palabra de Dios a su hija Ana Sofia.

ANA SOFIA “MILAGROS”  HERRERA nació el 12/7/2001 de 870 gramos, de 6 meses de gestación, en la ciudad de Morón, Buenos Aires, a las 23.59 horas.
Debido a la  falta de oxígeno en el cerebro al nacer quedó afectada con una parálisis cerebral que le afectó el habla y la movilidad de miembros inferiores, y su sistema nervioso central.
A ella le afectaba mucho la humedad de Buenos Aires en cuanto a lo respiratorio y debido a eso ella estuvo en terapia intensiva durante 15 días y allí tomamos la determinación difícil de mudarnos a una provincia donde no hubiera tanta humedad, y por recomendación médica nos trasladamos a vivir a General San Martin, en Mendoza, en marzo  del 2003.
Ana Sofía Milagros tuvo 47 internaciones por problemas respiratorios, fue operada en su estómago y se alimenta por Botón Gástrico, luego de una lobotomía (operación de pulmón derecho) y dos operaciones de caderas con prótesis incluida.
A lo largo de este tiempo Dios nos llevó a conocer a mucha gente, y poder entrar en un mundo de PAPAS CON HIJOS ENFERMOS, que de otra manera no hubiéramos conocido.
Mucha gente se entregó al Señor Jesús, familias enteras recibieron a Cristo a LO LARGO DE NUESTRAS INTERNACIONES, hemos visto sanidades en niños muy graves, aun en adultos,  y hemos podido acompañar en su dolor a padres  desconsolados. ¡Para la Gloria de Dios!
En la escuela se le reconoció a la Gordita con mención especial por SER PRECURSORA DEL CARGO DE MAESTRA DE NIÑOS CON DISCAPACIDADES A DOMICILIO. ¡Gloria a Dios!
Ella hoy con sus 15 años comprende perfectamente lo que se le dice, y siempre está de muy buen humor.

A través del material del Ministerio Amistad, comenzamos a darle CLASES EN CASA de escuela bíblica para niños a su tiempo, y aprendimos juntas a disfrutar los que Dios creó, le explico que, Dios hizo el cielo porque nos ama y la ama a ella y a la mamá y a su papá, (mientras la abrazo), y en la noche vemos las estrellas que hizo Dios, vemos los altos árboles que Dios hizo.
Y visitamos la FÁBRICA DE LIMONES (Porque tengo un árbol de limones en el patio de la casa) y tocamos las hojas y las frutas y sentimos su olor.
Y la fábrica de uvitas (tengo un parral en casa) y tocamos las hojas y las uvas que Dios hizo, porque nos ama.
Hemos disfrutado nuestras vacaciones de verano en un lugar con mucho verde y eso nos  permitió interactuar con ella con TODO lo relacionado con la creación.
El tema es que hoy le preguntamos
-Anita ¿dónde está el CIELO?
Y ELLA LEVANTA SU BRACITO Y SEÑALA ARRIBA
Le pregunto ¿cómo son los árboles?  (Y levanta los dos brazos)  son altos..
Porque hemos estado recitando y jugando con la poesía de la creación…
Ya vimos que Dios hizo las frutas y las verduras… mientras hacemos su comida, compartimos con ella y tanto con las fotos como con los elementos (aprovechando la idea de una mesa sobre la creación) manzana, papa, lechuga, mandarinas, naranjas, etc.
Con respecto al agua (que la tocamos y moja) vimos las láminas del material del mar y de los arroyos y le puse  música en mi PC, y le di a tocar caracolitos, que están en el mar (que son seres vivos).
Vimos la LECCION DE LAS OVEJITAS (Tengo un muñeco con una Ovejita disfrazada de Pastor con su cayado) Jesús el buen pastor, que nos cuida porque nos da la casa, la cama, el techo, la comida, y nos cuida de noche, y al irnos a dormir cada noche, se lo recuerdo.

Es un trabajo muy precioso porque YO TAMBIÉN LO DISFRUTO CON ELLA.

Mónica Noemí Cianciardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *