Fe.

La fe es un regalo de Dios que no depende de ningún nivel de inteligencia humana.

Amistades.

Nuestro modelo de programa fomenta el desarrollo de relaciones interpersonales y significativas, es decir, verdaderas amistades.

Pertenencia.

Anhelamos el día en que personas de todas las capacidades sean plenamente aceptadas—y esperadas—en el Cuerpo de Cristo.
Más información

¿Qué opina la gente sobre amistad?

El programa Amistad ha sido de mucha bendición para nosotros, los temas son muy apropiados para nuestras necesidades, en especial el tema de la sanidad, es el que más nos ha impactado.

Karin Villar | Lima, Perú

Los voluntarios también han venido cada uno con un testimonio especial, pues este ministerio es especial y está en el corazón de Dios.

Nora Rueda | Lima, Perú

Estamos trabajando con chicos con cierto retraso y sobre todo con deficiencias de aprendizaje. Yo personalmente hago la clase y he quedado gratamente sorprendido por la respuesta obtenida.

Pastor Diaz | Sarandí Grande, Uruguay

Leer más testimonios

Nuestro Blog

Incluyendo a personas con discapacidad intelectual en Cuba

Incluyendo a personas con discapacidad intelectual en Cuba

En esta oportunidad compartimos la hermosa labor que desarrolla Ministerio REDES DE ESPERANZA en Cuba. “Milagro (mi esposa) tiene una hermana con discapacidad intelectual leve, y esta hermana a su vez tiene un hijo con discapacidad intelectual severa, tornándose en […]

4 verdades

4 verdades para alcanzar a personas con capacidades diferentes

Incluyendo a personas con capacidades especiales. Ministerio Amistad, ofrece material de formación cristiana a iglesias que desean evangelizar a personas con discapacidad intelectual, a sus familias y a sus comunidades. Se ciñe a estas verdades centrales: Igualdad Todos hemos sido […]

Un antes y un después de Cristo

Un antes y un después de Cristo

Para mí ha sido de gran bendición el grupo de Águilas, creo que entre las tantas necesidades que tenía cuando llegué a la iglesia esta era una muy importante, un lugar donde mis hijos estuvieran cuidados mientras yo podía escuchar […]

Leer más blogs